5 claves para que tu emprendimiento deportivo se fortalezca

Crear un emprendimiento deportivo es, a todas luces, una tarea difícil (a veces titánica). El mercado suele tener una competencia feroz y es fácil terminar siendo solo una opción más. Por eso, y para no decaer en el camino, hay que entender que un buen servicio es primordial. Pero, ¿cómo vas a entregar un buen servicio si la gente aún no te está pagando? Vamos a conversar sobre ello en los siguientes párrafos.

  • Comunica bien tu marca
    Tu equipamiento, ubicación y certificaciones pueden ser importantes, pero lo cierto es que la mayoría de personas suelen tomar decisiones de compra por motivos mucho más emocionales y muy poco lógicos. Tus futuros clientes tienen un problema, y tú eres el puente que los llevará a una solución. Comunica de qué forma los ayudarás y ya tendrás gran parte del trabajo hecho. Luego, toda la comunicación de tu marca debe ser concordante y mostrar quién eres y cuál es tu forma de hacer las cosas. Evita hundirte en el mar de marcas que hacen y dicen lo mismo. Identifica lo que haces bien, ¡y díselo al mundo! Ojo, que debes cumplir tu promesa y hacerlo increíble.
  • Escucha a tus clientes
    Ellos están en una permanente evaluación de ti y tu centro deportivo; por ello, tu trabajo no termina cuando hacen su primer pago. Escúchalos y aliéntalos a preguntar y expresar qué necesitan, nunca los hagas sentir tontos por ello… por el contrario, mientras más cercana sea la relación, es menos probable que te cambien y más probable que perdonen tus errores.
  • Deja claras las condiciones
    Como en toda relación, debes ser sincero respecto a lo que puedes ofrecer, y aclarar qué es lo que necesitas que tus clientes cumplan, esto te ahorrará muchos problemas. Piénsalo de la siguiente manera: si alguien no está de acuerdo con tus condiciones iniciales, ¿por qué sería alguien que luego pague en las fechas correspondientes? Evitar problemas simples es fundamental para tener la energía suficiente para dedicar a los aspectos realmente importantes de tu negocio.
  • Entiende qué tipo de cliente buscas
    Ejemplo: tienes un centro de Pole Sport, por lo que la mayoría de tus clientes son mujeres, ¿eso es todo? ¿Son iguales tus clientas estudiantes de 20 años que las madres de 40 años? ¿Qué tipo de cliente se identifica mejor con la identidad de tu emprendimiento? ¿A qué tipo de cliente puedes dar el mejor servicio? Son preguntas que deberías hacerte en función de dar un servicio personalizado a ese segmento.
  • Sé la mejor versión de ti
    ¿Cliché? Sí, pero debes entender que el trabajo del emprendedor nunca termina, debes saber cuando desconectarte y dedicar tiempo a ti mismo. Necesitas dar lo mejor de ti para tener un negocio exitoso y no puedes hacerlo si estás permanentemente cansado y estresado.

Manejar un negocio es en muchos aspectos similar al entrenamiento deportivo, ¿te imaginas teniendo éxito sin tener disciplina y consistencia?

Share this...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *